Migrantes siguen su camino hacia Estados Unidos

• Padre Solalinde y lideres migrantes pide solución al problema migratorio de miles de indocumentados

Los Ángeles, Cal.- Aunque el flujo de migrantes ha disminuido, el problema sigue y nadie lo para, eso piensa el padre Alejandro Solalinde defensor de los derechos de los migrantes centroamericanos y creador del albergue “Hermanos en el Camino” en Ciudad Ixtepec, Oaxaca; quien señala que ellos han identificado 10 rutas de migrantes tras el resguardo policial del tren conocido como “la bestia”.

En entrevista durante un acto simbólico en la descuidada rotonda de los hombres ilustres en el parque México, en el que lideres migrantes pidieron respuesta del gobierno de Obama al problema de migración de miles de indocumentados que sustentan día con día la economía del país con su trabajo, Solalinde dijo que menores no acompañados, madres con sus hijos y hombres solos siguen atravesando México a su paso hacia Estados Unidos, aunque actualmente en menores cantidades.

Activistas pro-migrantes alzan la voz para pedir una solución al problema de los indocumentados.

Activistas pro-migrantes alzan la voz para pedir una solución al problema de los indocumentados.

Según datos del Departamento de Seguridad Nacional estadounidense, presentadas en Costa Rica por la directora adjunta de la Organización Internacional de Migrantes (OIM), Laura Thompson, la ola de migrantes menores que viajan a Estados Unidos de Centroamérica y México ha tenido una baja en el mes de agosto del 70.4 por ciento, con una cifra de 3.141 menores sin compañía, en comparación del mes de junio cuando se presentó una masiva llegada de 10,622 niños y adolescentes.

“Al no dejarlos subir al tren y al hacer un muro virtual-con un acto policial-, no pasan todos, pasan unos, los que pueden pasar por caminos diferentes y pasan los que pueden pagar”, comentó el padre Solalinde.

Y agregó que México es un país muy corrupto en que los agentes de policía federal y de Inmigración siguen extorsionando y beneficiándose de los migrantes.

Ahora “pasan con más tiempo, más castigados, más arriesgados y tienen que pagar más”, comentó el sacerdote al indicar que antes de su partida de viaje a esta ciudad en el albergue de Ixtepec, Oaxaca; había grandes filas de niños con sus mamás que no llegaron en tren sino como pudieron.

“Los menores y sus madres, tratan de llegar a Estados Unidos y nadie puede pararlos, aunque diga Estados Unidos que sí”, reconoció Solalinde quien se enfrenta a la difícil y peligrosa tarea de abogar por los derechos de los migrantes en una parte del país en el que se tocan intereses fuertes del cacicazgo político.

Pero Solalinde no esta solo y cuenta con el apoyo de activistas de todas partes del mundo, confiesa al dar gracias a Dios por tener voluntarios que apoyan el trabajo del alberge Hermanos del Camino bajo la coordinación del guatemalteco Alberto Rodríguez.

También, junto con activistas y el ex sacerdote de la Placita Olvera, Richard Estrada, refrendó su compromiso de lucha de independencia de las opresiones del sistema neoliberal capitalista.

“Hoy no tenemos que luchar contra la corona española, pero tenemos que luchar contra el poder factico del capital financiero, que equivale a la corona española y contra los virreyes que son los presidentes de México y Centroamérica.

Contra el mal gobierno que están vendiendo y entregando nuestras tierras a las compañías trasnacionales sin pensar en los indígenas, en los campesinos, en los braceros”, mencionó.

“Hoy tenemos una nueva opresión y se perfila a una nueva esclavitud”, comentó tras gritar vivas por la comunidad latina en el marco de la celebración del “Grito Migrante” el pasado 15 de septiembre.

 
(Admin) | 27 queries. 0,046 seconds.